Ciudades Inteligentes ¿Qué tan cerca estamos de ellas?

Ciudades Inteligentes ¿Qué tan cerca estamos de ellas?

Una ciudad inteligente es un marco, predominantemente compuesto por Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), para desarrollar, desplegar y promover prácticas de desarrollo sostenible para hacer frente a los crecientes desafíos de la urbanización. Una gran parte de este marco de TIC es esencialmente una red inteligente de objetos conectados y máquinas que transmiten datos mediante la tecnología inalámbrica y la nube. Las aplicaciones IoT basadas en la nube reciben, analizan y administran datos en tiempo real para ayudar a los municipios, empresas y ciudadanos a tomar mejores decisiones en el momento que mejoran la calidad de vida.

Los ciudadanos se involucran con los ecosistemas de las ciudades inteligentes de diversas maneras utilizando teléfonos inteligentes y dispositivos móviles, así como también autos y hogares conectados. La combinación de dispositivos y datos con la infraestructura física y los servicios de una ciudad puede reducir costos y mejorar la sostenibilidad. Las comunidades pueden mejorar la distribución de energía, optimizar la recolección de basura, disminuir la congestión del tráfico e incluso mejorar la calidad del aire con la ayuda de la IoT.

Por ejemplo, los semáforos conectados reciben datos de sensores y automóviles que ajustan la cadencia y el tiempo de la luz para responder al tráfico en tiempo real, lo que reduce la congestión de la carretera. Los autos conectados pueden comunicarse con parquímetros, muelles de carga EV y conductores directos al lugar más cercano disponible. Los cubos de basura inteligentes envían datos automáticamente a las empresas de gestión de residuos y programan la recogida según sea necesario en lugar de un calendario planificado previamente. Y el teléfono inteligente de los ciudadanos se convierte en su licencia de conducir móvil y en su tarjeta de identificación, lo que acelera y simplifica los servicios gubernamentales. Juntas, estas tecnologías de ciudad inteligente optimizan la infraestructura, la movilidad, los servicios públicos y los servicios públicos.

¿Por qué necesitamos ciudades inteligentes?

La urbanización es un fenómeno sin fin. Hoy en día, el 54% de las personas en todo el mundo viven en ciudades, una proporción que se espera que alcance el 66% para 2050. En combinación con el crecimiento de la población en general, la urbanización agregará otros 2.5 mil millones de personas a las ciudades durante las próximas tres décadas. La sostenibilidad ambiental, social y económica es una necesidad para seguir el ritmo de esta rápida expansión que está gravando los recursos de nuestras ciudades.

Afortunadamente, más de 190 países han acordado objetivos para un crecimiento sostenible: la tecnología de ciudades inteligentes es primordial para el éxito y el cumplimiento de estos objetivos.

¿Cómo es que la tecnología IoT hace que las ciudades sean más inteligentes y mejores?

La conectividad inalámbrica segura y la tecnología IoT están transformando los elementos tradicionales de la vida de la ciudad, como los faroles, en plataformas de iluminación inteligente de próxima generación con capacidades ampliadas. Esto incluye la integración de la energía solar y la conexión a un sistema de control central basado en la nube que se conecta a otros activos en el ecosistema.

Estas soluciones brillan mucho más allá de las simples necesidades de iluminación. Los LED integrados de alta potencia alertan a los pasajeros acerca de los problemas de tráfico, brindan alertas de clima severo y avisan cuando surgen incendios ambientales. Las luces de la calle también pueden detectar espacios de estacionamientos gratuitos, muelles de carga para vehículos eléctricos y alertas para los conductores donde encontrar un lugar abierto a través de una aplicación móvil. ¡La carga puede incluso ser posible desde el mismo farol en algunos lugares!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.